miércoles, 16 de diciembre de 2009

AQUEL NO HABÍA SIDO UN BUEN DÍA

AQUEL NO HABÍA SIDO UN BUEN DÍA

Hay días en que las cosas no nos salen bien, es lo que se conoce con levantarse con el pie izquierdo. Alguna vez me pasa también a mí.
Un día me levanto con dolor de cabeza, me han picado mosquitos por la noche. Mientras desayuno se me cae la taza y me mancho la ropa. Mi madre se enfada conmigo. Llego al instituto y se me caen los libros de la mochila, en classe me ponen muchos deberes para el fin de semana. En el patio trobiezo y me hago daño, me suspenden un examen por muy poco. Al salir del instituto se pone a llover y no tengo paraguas y cuando llego a casa me ponen para comer lo que menos me gusta. Para mí, esto es un mal día.